El Cister Ibérico

Un recorrido por los monasterios cistercienses de la península ibérica

Inicio / El Cister en Castilla / Burgos / Monasterio de Cardeña

Situación

San Pedro de Cardeña

Burgos

 

Horario de Visitas

La zona turística del Monasterio puede ser visitada, guiados por un monje:

los días laborables de 10'00 a 13´15 y de 16'00 a 18'00;

los festivos (de Misa) de 12'15 a 13'30 y de 16'15 a 18'00.

 

Propietario

Comunidad de monjes cistercienses de la estrecha observancia

Estado de Conservación

Buena

Obras

No

Comunidad religiosa

Si

Culto

Si

Restricciones Visitas

Las visitas se interrumpirán siempre durante las celebraciones litúrgicas.

Jueves y Viernes Santos permanecerá cerrado.

No se puede visitar el claustro de los mártires, que se ve desde la sala capitular a través de un ventanal

 

Pagina Web

Conectar

Otros servicios

No

Alrededores

Cartuja de Miraflores

Monasterio de las Huelgas

Catedral de Burgos

 

Monasterio de San Pedro de Cardeña

Situado a pocos kilometros de Burgos, el monasterio pierde sus origenes en la época visigótica de la península, aunque se carece de documentación capaz de datar la fundación del monasterio, se ha intentado llevar la existencia del monasterio, hasta el siglo VI, pero no existe ninguna evidencia que lo sostenga. El primer documento que hace referencia al lugar se remonta al año 899, cuando el rey Alfonso de León repobló el monasterio, por lo que ya existía desde tiempos anteriores. En el año 934, al parecer se produce la matanza de monjes tras una incursión de tropas musulmanes bajo el mando de Abderraman III. La refundación se hace bajo la orden de los benedictinos,y fue favorecida por el conde Fernan González. Las reliquias de los mártires, otorgan al monasterio fama y durante la edad media, el scriptorium del monasterio consigue grandes obras como el Libro de Morales (914) y la Biblia Románica. El monasterio alcanza su mayor expansión en el siglo XI, ligado a la figura del abad Sisebuto y a la del Mío Cid 1043-1099.

La relación entre el monasterio y el guerrero castellano será otra de las características de este cenobio, donde encontraremos las tumbas de don Rodrigo y de su mujer doña Jimena. A la muerte del Cid, se le entierra en Valencia, ciudad conquistada por el y el centro de sus dominios. Su mujer, heredera de sus posesiones, se enfrenta en 1102 al impulso de los almorávides, no pudiendo hacer frente a su empuje y teniendo que abandonar la ciudad, llevandose consigo el cadaver de su marido, que con mucha probabilidad sería profanado por sus enemigos, a los que había mantenido a raya durante muchos años. Se decide enterrar los restos del Cid en Cardeña, siendo Jimena la encargada de ofrecer donativos a los monjes. A la muerte de Jimena será enterrada a su lado y allí permanecerá hasta que sea definitivamente trasladado al crucero de la catedral de Burgos. En el siglo XIII, en el scriptorium de Cardeña, se produce una reinterpretación del libro del Mío Cid, llamada La Leyenda de Cardeña que terminará incorporada a la la historia a través de la Primera Crónica General de España, que se escribe en el último tercio del siglo XIII bajo el auspicio de Alfonso X.

EL monasterio solo ha tenido adscripción al Cister en años recientes, tras pasar por graves vicisitudes como la invasión napoleónica, la desamortización de Mendizabal que acabó con la comunidad religiosa, hasta que en 1880 una comunidad trapense ocupa el monasterio y en 1888 son los Escolapios los que los suceden hasta 1905, posteriormente los capuchinos de Toulouse se mantienen hasta 1921. De 1936 al 39, se convierte en campo de concentración de prisioneros republicanos y por fin en mayo de 1942, se recupera la vida monástica, con monjes cistercienses de la estrecha observancia, procedentes de San Isidro de Dueñas (Palencia). (Bibliografía)

1.- Iglesia

2.- Capilla del Cid

3.- Claustro de los mártires

La iglesia
El claustro
Sala capitular